Es probable que en algún momento de tu vida hayas pasado por alguna circunstancia o experiencia que se ha repetido una y otra vez. Y es probable que hayas cambiado tu forma de actuar pero al cabo del tiempo haya vuelto a sucederte lo mismo. ¿Sabes por qué te sucede esto? Es muy simple y te lo voy a explicar en las siguientes líneas, así que si te interesa el tema, lee este post hasta el final. Hablemos de creencias, pensamientos y felicidad.

Vivimos en un mundo mental, es decir, creamos desde la mente. Todo lo que sucede en tu vida hoy, es el resultado de toda la creación de pensamiento que has realizado en el pasado. Esa creación puede ser consciente o inconsciente, lo que está claro y cientificado es que constantemente estás creando tu propia realidad. Cualquier experiencia que tienes en la vida, primero ha pasado el filtro de tu pensamiento.

La mayoría de tus pensamientos son realizados de forma subconsciente. Es decir, no eres consciente de lo que piensas, por eso, los resultados que tienes en ocasiones son siempre los mismos, aunque te empeñes en cambiarlos. Más del 90% de las acciones que realizas en un día parten de tu mente subconsciente y tan sólo el 10% son conscientes. Esto quiere decir que tus acciones que son consecuencia de tus pensamientos no son conscientes en más de un 90%. Osea, que realizas un montón de acciones diariamente de forma automática y sin darte cuenta de forma consciente.

Para hacértelo más esquemático, esta sería la secuencia:

PENSAMIENTOS Y ACCIONES SUBCONSCIENTES 90%

PENSAMIENTOS Y ACCIONES CONSCIENTES 10%

¿DE DÓNDE VIENEN TUS PENSAMIENTOS?

Los pensamientos vienen tus creencias. Las creencias vienen de todo tu proceso vital, y son el resultado de todo lo que a nivel subconsciente has ido absorbiendo de aquellas personas referentes para tí. Esas personas son los padres, familia, profesores, amigos y compañeros del colegio. Tus creencias se han ido formando a partir de la influencia de sus creencias hasta hoy mismo. Entonces, si quieres cambiar tus pensamientos, primero deberás ir al fondo de ellos, es decir, a las creencias de las que partieron.

Las creencias que llevas contigo en tu cabecita pueden ser de dos formas: empoderadoras o limitantes. Si tus creencias son en su mayoría limitantes, tus acciones también lo serán, aunque te des cuenta y quieras cambiarlas, volverás al mismo patrón porque tus creencias están en tu subconsciente. En cambio, si son empoderadoras, tus acciones y resultados se manifestarán en tu vida y serás una persona con éxito.

La buena noticia de todo esto es que las creencias se pueden reprogramar de la misma forma que se crearon: por repetición y por impacto emocional. Tus creencias se crearon porque las escuchaste una y otra vez durante tu infancia o porque tuviste impactos emocionales que hicieron que se anclaran en tu mente. Por ese motivo, cuando queremos reprogramar creencias utilizamos estas fórmulas. Las personas que trabajamos acompañando procesos de empoderamiento, lo hacemos con técnicas que se repiten una y otra vez y con herramientas de Alto Impacto. Puedes comprobar esta fórmula en cualquiera de mis eventos o mentorías, ya que es importante que no te creas lo que te digo, sino que lo compruebes y resuenes tú mismo.

Avanzando en nuestro esquema, tendríamos en este punto lo siguiente:

CREENCIAS-PENSAMIENTOS-ACCIONES

Seguro que ahora ya vas entendiendo de dónde parte esa acción repetitiva que a veces no puedes evitar de la que te hablaba al principio del post. Y si has llegado a este punto, te habrás dado cuenta de que las CREENCIAS son una clave para alcanzar la felicidad que deseas. 

Tú puedes cambiar tu vida y alcanzar la felicidad que deseas AHORA. Para ello debes tomar las acciones necesarias que te lleven a reprogramar tus creencias y sacar todo tu potencial. Rodéate de personas que tengan creencias empederadoras y conviértete en el dueño de tu vida. Y si encuentras un mentor que te acompañe, ese cambio lo podrás realizar de forma mucho más rápida.

Si quieres una mentoría para trabajar tus creencias, escribe a info@tuty.org con lo que quieres cambiar en tu vida y te realizaremos una propuesta de acompañamiento.

Gracias por conectar con tu V de Valiente y ponerte en acción YA!

Ama y Disfruta!

 

Share This