Continuando con el anterior post, hoy te traigo posibles reflexiones sobre maternidad y paternidad y acciones para liberar el complejo de edipo o electra distorsionado que puedas estar experimentando, desde el padre-madre o desde la hija-hijo.

Ahora te voy a hablar del árbol genealógico. De su repercusión directa en tus patrones y hábitos vitales y de cómo puedes modificar patrones tóxicos y transformarlos en saludables.

Es obvio que los hijos no vienen con un manual de instrucciones. Es necesario experimentar una y otra vez y aprender de cada paso dado. Lo único que tenemos como padres es nuestra propia experiencia. Y esa experiencia es la que nos marca de por vida. Pero, ¿podemos cambiar esa marca?

Desde el punto de vista de las Constelaciones Familiares, todo ser humano pertenece a un sistema concreto, un árbol genealógico y todos somos fieles por naturaleza a ese esquema familiar. Parte de esa fidelidad consiste en repetir una y otra vez el mismo patrón, a pesar de que dicho patrón sea tóxico o dañino para uno mismo. El avance y cambio saludable en tu árbol consiste en darte cuenta de las energías limitantes de tu árbol, abrazarlas y honrarlas y después desde el agradecimiento, continuar tu camino sin ellas.

 

Abordo este punto de vista para abrir un espacio de conversación interna contigo mism@. Un espacio en el que puedas conectar con el hijo/a que eres y con la madre/padre si tienes hijos físicos. Está claro que si estás aquí eres hij@ de alguien. Observa los patrones con tu madre si eres hombre o con tu padre si eres mujer. Observa la evolución en el tiempo de vuestra relación.

En esta segunda parte del post voy a compartirte cuestiones prácticas para que puedas realizar un trabajo profundo e integres nuevas acciones en tu vida con respecto a tu sistema familiar. De esta forma, podrás hacerte consciente de los complejos edipo-electra distorsionados y modificarlo desde tu lugar para no pasarlo a futuras generaciones.

Para realizar estos cambios en tu árbol desde la maternidad-paternidad o como hijo-hija voy a darte 5 pautas muy concretas:

Pauta 1.- Elabora tu árbol genealógico.

Escribe el nombre de tu familia y ancestros: padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos. Puedes realizar una labor de investigación con tus padres o miembros de tu familia que puedan facilitarte los datos. Pregúntales los nombres y las profesiones de tus ancestros. Si tienes hijos, escribe también sus nombres y si tienen edad de saber qué quieren hacer de mayores, escribe también lo que te respondan a la pregunta ¿qué vas a ser de mayor?
Cuanto más profunda sea tu investigación, más te darás cuenta de los patrones que se repiten en tu árbol. Las historias que cuentan los padres, abuelos y tíos sobre la familia, suelen tener datos muy concretos e interesantes sobre formas de actuar y costumbres familiares.

Pauta 2.- Elabora un listado con las profesiones que se repitan y todo lo que te haya llamado la atención en tu fase de investigación (anécdotas, historias, comentarios, etc). Es importante que este trabajo lo realices desde una conexión interna pura. Si es posible, realiza una meditación previamente para conectarte. (Puedes descargarte mi ebook Aprende a Meditar en 5 pasos)

Pauta 3.- Identifícate con lo que se repita en tí del listado anterior. Por ejemplo: soy empresario como mi tío, abuelo, bisabuelo. Soy sensible como mi madre, abuela, tía. Elabora un listado nuevo de identificación con tu árbol. Ese listado te dará pautas concretas para seguir avanzando en tu trabajo evolutivo.

Pauta 4.- Del listado anterior, observa qué actitudes te limitan y no te empoderan. Que elementos sistémicos están en tí y no te permiten avanzar. Por ejemplo: soy muy tímido como mi abuelo y eso no me permite relacionarme. O mi excesivo control (algo heredado de mi madre y abuela) hace que esté siempre estresada y no me ocupe de lo que verdaderamente tengo que hacer. Cuando identifiques los patrones sistémicos que hay en tí puedes pasar a la quinta y última pauta.

Pauta 5.- Abraza uno por uno, todos los pensamientos, experiencias y acciones limitantes de tu árbol que están en tí. Puedes hacer un pequeño ritual trayendo a las personas de las que lo has heredado.

El perdón es la clave de la sanación.

Repite desde tu corazón y con confianza:

“Me amo y me libero. Te amo y te libero. Yo, (tu nombre) te honro a tí (papá, mamá, abuelo, etc) y te reconozco como mayor que yo. Gracias a tí estoy aquí y agradezco tu presencia en mi sistema. Desde el Amor, ahora elijo eliminar de mi vida (el patrón limitante) y libero a todas las futuras generaciones de este patrón.
Gracias. Así sea. Así es. Hecho está.”

Este trabajo no se realiza en un día. Es un trabajo consciente y profundo y necesitarás ayuda de otras personas para completar tu árbol.

Ya sabes que estoy a tu servicio si necesitas ayuda.

Después de trabajar con tu sistema, sentirás un profundo alivio y liberarás patrones que te limitan.

Ama y Disfruta!

Share This