5 PAUTAS PARA ENSEÑAR A MEDITAR A LOS NIÑOS

Escrito por Tuty García Morodo

17 enero, 2020

Los niños son grandes maestros. Grandes esponjas de aprendizaje. Los adultos tenemos la responsabilidad de mostrarles con nuestro ejemplo rutinas y acciones que les beneficien en su vida diaria. Al menos, así es cómo yo lo siento. Y en el hábito de la meditación aún más. En este post te voy a mostrar 5 pautas Estrella para enseñar a meditar a los niños.

Cuando observas a un niño puedes ver detrás de él toda su experiencia. Son imitadores natos. Sus referentes más importantes están en su familia y es desde ahí desde donde se crean los hábitos. También la escuela, los maestros y entrenadores de sus actividades extraescolares son fundamentales en su creación diaria.

Este post está dedicado a la Maestría de los niños, en agradecimiento profundo a su presencia y sencillez y su muestra diaria de Conciencia a través de los espejos que son para los adultos. A su Estrella brillante que nos refleja la pureza que son. 

MI EXPERIENCIA EN CASA

La meditación forma parte de mi vida, está integrada en mis rutinas y pertenece a ese grupo de cosas que nunca dejo de hacer. Tanto es así, que mis hijos llevan años viéndome meditar en cualquier momento o situación (no sólo cuando me siento en postura fácil de meditación). La meditación está incluida en el Método Estrella y ellos son muy conscientes del tragozo que eso conlleva, viendo los resultados en sus vidas y en nuestra estructura familiar.

Crear una rutina de meditación me ha permitido darles acceso desde el ejemplo a un espacio interno de ellos mismos. Así, para ellos, sentarse conmigo y pararse a observar lo que sucede en su interior es algo natural.

Los niños son esponjas de Conciencia y saben bien lo que les beneficia. El hecho de que ellos tengan acceso a meditar de forma natural es un regalo que les permite tener una salud e higiene mental y un acceso a sus emociones de forma integrada.

Veo a mis hijos y me sorprendo de la capacidad de absorción que tienen.

Veo su presencia en el día a día y me embriago de todo lo que me enseñan. Porque ellos son esponjas y también espejos mágicos de lo que yo soy. Y gracias a ellos puedo cambiar mi mirada y profundizar en mi interior para cambiar o modificar todo aquello que me aleja del cumplimiento de mis sueños.

La humildad que traen con su presencia me permite observarme como una mera aprendiz de vida. Mis movimientos, mi presencia, mis pensamientos y sentires, se ven modificados y enfocados a través de mi mirada hacia ellos.

Pararme a mirarles desde el aprendizaje, como maestros, hace que pueda conectarme con millones de procesos vitales para acompañarme y acompañar a otros.

Gracias a la meditación he re-descubierto a mis hijos y puedo conectarme desde un lugar diferente cada día.

MI EXPERIENCIA CON GRUPOS EN COLEGIOS Y CENTROS DEPORTIVOS

Llevo años tragozando con Mindfulness, Coaching y Meditación en Colegios y Centros deportivos, con niños entre 2 y 17 años. Es sorprendente observar como después de la primera sesión, los niños y adolescentes integran la práctica de forma natural. Se sienten relajados y son conscientes del beneficio que esa sensación les trae. De esta forma pueden encontrar en la práctica de Mindfulness un espacio de conexión interna.

LA MIRADA INTERIOR DE LOS NIÑOS ABRE A LOS ADULTOS UN CAMINO DE APRENDIZAJE CONSTANTE

meditación para niñosA través de la focalización y atención es fácil que conecten con ellos mismos. Una vez que han practicado, y tras formar a los educadores que los acompañan, pueden integrar de forma completa las herramientas y generar la atención plena antes de un exámen o de un partido o competición importante. De esta forma, generan un hábito saludable que les permite mentalmente estar a la altura de la actividad sin perder su foco mental y sobre todo, su esencia.

Una técnica sencilla que permite que los niños liberen sus nervios previos a las pruebas y saquen lo mejor de ellos en los estudios y actividades deportivas.

Les doy un espacio de interacción donde pueden observarse y observar a sus compañeros. Creamos juntos formas que nos permiten conectarnos de forma divertida e integrar la autoestima como parte fundamental de su esencia.

La conexión entre los niños y su desarrollo personal es un foco de atención digno de ser mirado.

En cada clase, observo la comunicación entre ellos mismos, con sus compañeros y conmigo y aprendo de su presencia. Los momentos de relajación y meditación se han convertido en un regalo para los grupos de trabajo.

Hacemos meditaciones sentados, de pie, tumbados, en círculo y también en movimiento. Nos conectamos con la relajación profunda a través de nuestro cuerpo. Un regalo del cielo trabajar con ellos. Una bendición compartir ese espacio tan bonito de intercambio.

PAUTAS PARA PADRES Y MAESTROS

Y ¿qué sucede con aquellos padres y maestros que no tienen formación para acompañar a sus hijos a través de la meditación?

Para todos vosotros quiero regalaros unas sencillas pautas de actuación si queréis implementar una rutina sencila en casa o en clase y que sean ellos mismos los que practiquen de forma autónoma.

Te comparto 5 pautas básicas y sencillas:

1.- Se ejemplo. Medita tú. Lo primero que debes hacer es ser EJEMPLO para ellos. Tú eres una referencia en su existencia y lo que hagas va a ser mirado con atención. Por lo tanto, aprende a meditar y conecta con esta rutina si quieres coherencia entre lo que piensas, dices, sientes y haces. Si todavía no has tomado contacto con la meditación, puedes “aprender a meditar en 5 pasos de forma muy sencilla en mi ebook. (Consíguelo desde AQUÍ) También puedes entrar en la sección Meditaciones de mi web y realizarlas tu mism@ de forma gratuíta.

2.- Busca un espacio conjunto para meditar. Encuentra el tiempo para pararte con ellos y exprésales que vais a comenzar una nueva y divertida rutina en la que van a descubrir cosas muy interesantes sobre ellos mismos.

3.- Realiza un juego-meditación. Encuentra algo que les apasione y conecta con la meditación desde ese lugar divertido. Será fácil si te permites fluir desde la confianza interna en tu presencia como padre, maestro, entrenador o referente.

4.- Expresa la necesidad del silencio. Permanece en silencio durante unos minutos y explícales la necesidad de encontrarse de forma interna. El silencio permite realizar una conexión profunda y puede que te sorprendan con todo lo que les llega en esos momentos de reconexión.

5.- Comparte tu experiencia. Después de realizar la actividad, comparte lo que has sentido y abre un espacio para que ellos cuenten, compartan y expliquen lo que han visto, pensado o sentido.

Si estableces esta rutina cada día, realizarás un anclaje en los niños que les va a repercutir de forma profunda en su vida adulta, dándoles el regalo del autoconocimiento y la conexión interna desde pequeños.

Y recuerda que los niños son grandes maestros… Permite que te muestren el gran aprendizaje a través de la observación 

Gracias por compartir con padres, maestros y educadores este post.

Puedes aprender más sobre mi experiencia con la meditación en el libro LA ESTRELLA ERES TÚ.

Ama y Disfruta!

Tuty

También te puede interesar…

EL RETO DE LA MEDITACIÓN

EL RETO DE LA MEDITACIÓN

Hoy quiero proponerte un reto. El reto de la Meditación. Antes te voy a compartir mi experiencia meditativa para...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.